Tomas de muestras

Lo primero a la hora de la toma de muestras de suelos agrícolas es tener presente la importancia de estas, ya que una muestra de 1 o 2 kg de masa tiene que representar a varias toneladas de suelo.

Como realizar un muestreo adecuado

Antes de empezar la toma de muestras debemos tener presentes varias cuestiones:

  • Para qué es la muestra que tomamos
  • Realizar un plan de abonado: haremos un estudio del estado nutricional del suelo y analizaremos los elementos que son dinámicos: fósforo, nitrógeno, potasio…
  • Determinar ciertos problemas causados por carencias o excesos en el suelo: haremos un estudio parcial del suelo según los problemas detectados: pH, salinidad, carencias de microelementos,…
  • Características de la parcela: extensión, cambios de terreno, escorrentías de agua, cultivos leñosos o herbáceos, zonas que se encharcan, etc.

Una vez conocidas estas cuestiones comenzaremos con el muestreo

  • En primer lugar delimitaremos las zonas de muestreo. Conociendo las características de la parcela y para qué queremos realizar el estudio, se definen las  diferentes zonas de terreno, basándonos en cambios de coloración, zonas altas, zonas con mayor o menor cantidad de piedras y comportamiento del cultivo que nos indica mayor o menor fertilidad del suelo. (Para conocer la fertilidad del suelo en cultivos y en ciclos de cultivos anteriores son muy útiles los mapas de AgriSat y sobre todo el Fertimaps).
    Nadie conoce mejor que el propietario el terreno y el comportamiento de su cultivo.
  • Submuestreo y recorrido: Cada una de las muestras de cada zona estará formada por varias submuestras y el punto de cada submuestra es elegido al azar a través de un recorrido en zigzag por la zona de muestreo, evitando estar cerca de los límites de zonas. La cantidad de submuestras dependerá del área de la parcela, pudiendo ser en una parcela grande una submuestra por hectárea si consideramos que la parcela tiene unas condiciones semejantes en cuanto al tipo de suelo. Dentro de cada zona deberemos descartar puntos que presenten condiciones anómalas.
  • Tomar la submuestras: Se debe limpiar la capa superior del terreno de unos 3 a 5 cm dependiendo de la cantidad de materia orgánica que haya. Se hace un hoyo de la profundidad necesaria, de 30 a 40 cm en leñosos y 20 a 30 cm en herbáceos, y se toma la muestra en la dirección de la vertiente del hoyo. Los puntos elegidos deben estar cerca de las raíces en leñosos, debajo de la copa del árbol y en zona de viñedo cerca de las cepas. La cantidad de muestra es de 100 o 150 gr de suelo dependiendo de la cantidad de submuestras. Una vez realizada todas las las submuestras se mezclan bien todas en un recipiente y se obtiene una muestra de 1.5 o 2 kg descartando el resto.
  • Identificación de la muestra. La muestra obtenida debe identificarse correctamente para el envío al laboratorio.
    • Nombre de la finca
    • Zona de la muestra
    • Fecha de muestreo
    • Cantidad de hectáreas
    • Cultivo
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola,
En que podemos ayudarte
Powered by